¿Por qué un poco de conflicto, es bueno para la Organización?

anticiparse-conflicto-familiar_1_1294304

El conflicto puede ser beneficioso porque puede superar la inercia organizacional y conducir al aprendizaje y al cambio.

Cuando surge un conflicto dentro de una organización, o entre ésta y los elementos de su ambiente, la organización y  sus gerentes deben volver a evaluar su punto de vista del mundo.

El conflicto entre diferentes gerentes o entre diferentes grupos, puede mejorar la toma de decisiones y el aprendizaje organizacional, ya que revela nuevas formas de examinar un problema o las suposiciones falsas o erróneas que distorsionan la toma de decisiones.

El conflicto que surge cuando los diferentes grupos perciben los problemas de la empresa de diversas maneras y están dispuestos a actuar conforme a sus creencias, es una defensa intrínseca en contra de la inercia organizacional producida por un equipo de altos directivos cuyos integrantes tienen la misma visión del mundo. En resumen, el conflicto puede mejorar la toma de decisiones y permitir que la organización cambie y se adapte mejor a su ambiente.

Sin embargo, más allá de cierto punto, deja de ser una fuerza buena y se convierte en una causa del declive organizacional.

Por ejemplo, imaginemos que un conflicto entre gerentes se hace crónico, de forma tal que éstos no pueden ponerse de acuerdo acerca de las prioridades de la empresa. En esta situación, los gerentes, pasan todo su tiempo negociando y luchando, y la empresa, se estanca tanto tiempo, que el cambio tarda en llegar. Por supuesto que la innovación es más o menos imposible en tal escenario. Una organización en problemas pasa mucho tiempo tomando decisiones, tiempo que no puede permitirse porque necesita adaptarse rápidamente para cambiar.

Concluimos que las organizaciones necesitan estar abiertas al conflicto, reconocer su valor para ayudar a identificar problemas y contribuir a la generación de soluciones alternativas que mejoren la toma de decisiones. El conflicto puede promover el aprendizaje organizacional.

Sin embargo, para explotar los aspectos funcionales del conflicto y evitar ciertos efectos, los gerentes deben aprender cómo controlarlo!

http://www.myconsulting.com.ar/

 

Esta entrada fue publicada en Change and Organizational Diagnosis. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *